Quíubole, parientes. Qué ha habido. A poco se esperaban una página como ésta. ¿Verdá que no? Pos ya está aquí y a sus órdenes y como dijo mi tío Jafeth, que en gloria esté, échense este trompo al uña y báilenlo con cuidado… pero ai nos vamos ir al pasito.

Asando una carnita, como podrán ver, si ya le echaron un ojo, tiene muchos pedacitos buenos y con posibilidades de mejorar, porque pos ta nuevecita. ¡De paquete, caón!
Bueno, les doy la más cordial bienvenida a esta ancheta. Es de ustedes. Úsenla pa que no gasten dioquis. Escribanle pa saber que están vivos y andan por ai. Mándenme sus consejos, sus ideas y sus opiniones porque quien convida su comida, no pasa solo la vida.

Me gustan todos los paisajes de mi tierra. He andado un poquito y platicado mucho con la gente. Por eso quiero que todo el mundo sepa lo bonito que es el norte… con todo sus extremos. Me gusta escribir, tocar la guitarra y pintar. Ai ustedes dirán. Pásenla bien y… ¡Pos échenme un grito! Les pongo mi monstruografiía, pa que sepan con quien hablan. Bueno, ésta en su casa.
Su servidor y amigo Francisco Ibarra Meza.

Saluditos a todos y pasen el chisme pa’ que todos se déjense caer por acá